Cree en grande.
CONMEBOL

Gran despliegue técnico y logístico para la final única de la CONMEBOL Sudamericana

Gran despliegue técnico y logístico para la final única de la CONMEBOL Sudamericana
  • La organización de la final única de la CONMEBOL Sudamericana se lleva adelante bajo la verificación y control de las autoridades argentinas.
  • Aunque el partido se disputa a puertas cerradas, la organización de un evento de alcance global demanda un importante despliegue técnico y logístico.

Un gran despliegue logístico y técnico realiza la CONMEBOL para llevar adelante la final única de la CONMEBOL Sudamericana. Esta final y la de la CONMEBOL Libertadores son eventos de impacto global, transmitidos a países de todos los continentes y seguidos por millones de personas a través de la televisión y las redes sociales, razón por la cual exigen una gran movilización de recursos humanos y tecnológicos varias semanas antes del “día D”.

Las autoridades argentinas dispusieron que el partido se juegue sin público. Autorizaron, sin embargo, y en atención a la magnitud del evento, la presencia de un máximo de 2.500 personas. En este número están incluidos los planteles de jugadores, árbitros, técnicos, asistentes y dirigentes de los clubes finalistas. También están contemplados todo el staff operativo de la CONMEBOL, el personal de seguridad y vinculado al protocolo sanitario, los empleados del estadio Mario Alberto Kempes y todos los funcionarios y técnicos relacionados con la transmisión televisiva, así como periodistas y reporteros habilitados.

También se cuentan las personas acreditadas por las empresas patrocinadoras del torneo en virtud de acuerdos contractuales con la CONMEBOL, autoridades de la ciudad, la provincia o país, dirigentes de la CONMEBOL y un número reducido de invitados de los clubes finalistas (buena parte, familiares de jugadores y cuerpo técnico).

Todas las personas involucradas en la final única deberán cumplir rigurosamente los protocolos sanitarios, incluyendo la realización de una prueba de detección del coronavirus con resultado negativo. Cada una llevará a cabo sus tareas o se le asignará un espacio en la zona del estadio que le corresponda, respetando las disposiciones sobre distanciamiento y no aglomeración que estipulan las autoridades sanitarias argentinas.

Tanto la CONMEBOL Sudamericana como la CONMEBOL Libertadores fueron suspendidas apenas se inició la pandemia de COVID 19. A partir de ese momento arrancó un arduo trabajo para devolverle a Sudamérica la pasión y las emociones que solo el fútbol puede generar. Un panel de expertos elaboró un protocolo que fue presentado y aprobado por los gobiernos de los 10 países miembros de la CONMEBOL. Eso hizo posible el retorno de las competiciones internacionales, sin alterar el formato y poniendo la salud de la familia del fútbol sudamericano en primer lugar. Los protocolos funcionaron como se esperaba. Prueba de ello es el muy bajo porcentaje de contagios a lo largo de ambos torneos.

 

 

 

CONMEBOL.com